Judo

Breve historia del judo
El judo, o camino de la gentileza / suavidad, fue creado por el maestro japonés Jigorō Kanō en 1882, conocido en ese entonces como Kano-Ryu-Jujutsu, y enriquecido por el maestro Kyuzo Mifune después de la muerte de Jigoro Kano, período en el que Mifune consolidó la técnica y elegancia con la que se conoce al judo hoy día. El maestro Kano recopiló la esencia técnica (proyecciones, luxaciones, inmovilizaciones, estrangulaciones, desarmes y golpes) y táctica (desplazamientos, posicionamientos, transiciones, métodos de respiración, etc.) de dos de las antiguas escuelas clásicas de combate cuerpo a cuerpo japonés medievales, adaptándolas a la simulación de un combate deportivo (randori) en tiempo real. Nótese que hasta finales del s.XIX estas técnicas eran enseñadas sin entrar en combate activo, pues varias de estas (como las luxaciones a las rodillas, a la cadera, el cuello o a la columna) se consideraban demasiado peligrosas para ser incluidas en un formato deportivo. El maestro Kano experimentó, seleccionó y estructuró las técnicas que podían aplicarse en un combate deportivo sin un alto riesgo de lesiones.
Las técnicas en las que el maestro Kano se inspiró fueron derivadas de las enseñanzas de los estilos Tenjin Shin’yō-ryū y Kitō-ryū, dos de las escuelas tradicionales de lucha cuerpo a cuerpo practicados por los guerreros medievales o samurái, con armadura en el campo de batalla hasta el inicio del siglo xix en Japón. El maestro Kano reunió las técnicas en un solo formato, dentro de su escuela, el Kodokan. Esta escuela pronto compitió y derrotó a otras escuelas de ju-jutsu (o ju-jitsu o jiu jitsu, como también se escribe en distintos países) de Japón hasta convertirse en el estilo imperante, destacando entre estos enfrentamientos la legendaria rivalidad marcial entre Kodokan y la escuela de Totsuka.

La controversia entre judo y jiu-jitsu
Hubo una controversia, al menos aparente, entre judo (Camino de la Gentileza) y Ju-jutsu/ju-jitsu/jiu-jitsu (distintas formas de ortografía para el mismo concepto, según cada país o fonética) (arte de la gentileza), puesto que en las primeras décadas del desarrollo del judo Kodokan, los practicantes y discípulos de Jigoro Kano, y él mismo fundador, no tenían inconveniente en declarar que lo que ellos practicaban era “una escuela moderna de Ju-Jutsu”. De tal forma que el mismo Kano en su libro “Judo Kodokan” declara, palabras más o menos: “a mi escuela de Ju-jutsu la llamaré Kodokan judo”. Incluso sus discípulos al viajar por el mundo para difundir su arte, cuando les preguntaban qué estilo de lucha practicaban y a qué escuela pertenecían, declaraban sin reticencias: “Ju-jutsu” y “Escuela Kodokan Judo, del Sensei Kano”, respectivamente. Solo bien entrado el siglo 20, después de la segunda guerra mundial (1939-1945), entre las décadas del 50 y el 60, por la occidentalización del arte y la influencia de maestros como Mikonuzuke Kawaishi y otros, hicieron que sus practicantes comenzaran a usar masivamente la denominación “judo” a secas, en lugar de “Escuela de Ju-Jitsu Kodokan Judo”. No obstante, los principios filosóficos que sientan la base del arte de Jigoro Kano estuvieron imbuídos desde sus comienzos y se definieron clara y formalmente en las primeras décadas del siglo 20, enriqueciendo y diferenciándose en esto del mero arte marcial tradicional japonés, para transformarse en algo más trascendente que un arte marcial, sino en “un camino para la formación y mejoramiento del ser humano”.

El judo es uno de los cuatro estilos principales de lucha deportiva más practicados hoy en día en todo el mundo. A partir del judo kodokan se han derivado o desarrollado las actuales formas de jiujitsu europeo, jiujitsu americano, Jiu-jitsu brasileño, sambo ruso, nihon tai jutsu, influenciando al Hapkido coreano y al krav magá israelí en varias de sus técnicas. Esto se debe principalmente a que judocas formados en Japón y sus discípulos occidentales quienes a lo largo del mundo se han encargado del desarrollo de estas otras formas de lucha.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
¡Que vivas 100 Años!

¡Que vivas 100 Años!

¡Que vivas 100 años! es una película sobre ancianos en regiones muy distantes del mundo que comparten una excitante pasión por vivir. No importa cuántos años hayan cumplido, sus sueños siguen dando sentido a sus vidas y nos inspiran a perseguir los nuestros. Filmada en Nicoya (Costa Rica), Cerdeña (Italia), Okinawa (Japón).

Argentina exporta a Japón

Argentina exporta a Japón

Argentina exporta a Japón CNAJ Invita a la Charla Virtual Gratuita. MERCADO CAMBIARIO Y REGULATORIO NORMATIVO ANTE EL BCRAPara Exportadores e Importadores: lo que tienen

¡Que vivas 100 Años!

¡Que vivas 100 Años!

¡Que vivas 100 años! es una película sobre ancianos en regiones muy distantes del mundo que comparten una excitante pasión por vivir. No importa cuántos años hayan cumplido, sus sueños siguen dando sentido a sus vidas y nos inspiran a perseguir los nuestros. Filmada en Nicoya (Costa Rica), Cerdeña (Italia), Okinawa (Japón).

Leer más...
Argentina exporta a Japón

Argentina exporta a Japón

Argentina exporta a Japón CNAJ Invita a la Charla Virtual Gratuita. MERCADO CAMBIARIO Y REGULATORIO NORMATIVO ANTE EL BCRAPara Exportadores e Importadores: lo que tienen

Leer más...
Comenta con tu cuenta de Facebook
(Visited 12 times, 1 visits today)